miércoles, 30 de enero de 2013

Ascensión al Pic des Moines (Pico de los monjes)


Hola furgoviajeros

Después de varios días de ausencia que esperemos sólo haya sido una rachilla, volvemos con más ganas y más ideas.

Volvemos hoy para contaros una excursión con raquetas que hicimos a final del año pasado, para despedir el 2012 y disfrutar de la nieve aprovechando lo cerquita que la tenemos casi siempre. La verdad es que aquí la furgo tiene poco de protagonismo salvo por ser ella la que nos llevó hasta la estación de esquí de Astún, lugar de donde parte la excursión.






El Pic des Moines (Pico de los monjes) es una cima francesa, aunque bien pegada a nuestra frontera como podéis ver en este mapa. 

Pic des Moines, furgoviajeros



El ascenso es sencillo y como siempre, arriba, la recompensa: unas vistas alucinantes del Midi d´Ossau y unas panorámicas increíbles.


Partimos de la misma estación de esquí de Astún y pasados los edificios de la misma cogemos el "sendero" que nace junto a una torrentera.  En este link que os dejo aparece muy bien explicado el camino de subida, en verano y sin nieve, por si algun@ se anima. 




Dejamos atrás la estación de esquí de Astún


Al avanzar e ir volviendo la vista hacia atrás las preciosas vistas del macizo del Aspe y de la Zapatilla, ¿la veis? Se trata de un pico bastante original que se parece a la huella de una zapatilla. Cuenta la leyenda que un gigante dejó su huella impronta sobre la caliza del Aspe al saltar de una vertiente a otra del Pirineo. 



Macizo del Aspe, furgoviajeros



Un zoom de La Zapatilla de la primera foto hecha desde el parking:



¿Ahora mejor? Y aquí en una fotografía sacada de internet. Curiosa cima, ¿verdad?






La siguientes fotografías ya son casi desde arriba. Particularmente no me gusta andar parando cada dos por tres para hacer fotos, no es práctico. Así que intento dejarlas para el final. Como ya os he dicho, el ascenso es sencillo y donde mires las vistas te atrapan








Impresionantes vistas del Midi d´Ossau


 Al llegar al Col des Moines, Laia y yo decidimos (bueno, lo decidí yo por ella) no continuar y esperar en ese punto a mi hermano y a Juan que sí que iban a hacer cima. La cima nos quedaba a poquitos metros pasando por una cresta algo estrecha y, aunque nosotros íbamos equipados, la perra no, así que no quisimos arriesgarnos.

A Laia se le quedó ésta cara de resignación. Que no se si era resignación o el viento que pegaba allí arriba...







Mientras nosotras dos esperamos, y mientras hacía algunas fotografías,  tuvimos la visita sobre nuestras cabezas de este bonito Quebrantahuesos:









Col del Moines, furgoviajeros



Laia muy pendiente de los dos montañeros

En cuanto regresaron, bajamos un poquito hasta donde encontramos una zona donde no pegaba mucho el aire, recargamos pilas con los bocatas y el té del termo y "dejamos huella" pero de las buenas:




Muy pendiente de la rodaja de chorizo





Volviendo, alguna fotillo más y vuelta a la furgo, que nos esperaba para calentarnos y llevarnos de vuelta a casa.


Feliz miércoles, furgoviajeros!! ;)






domingo, 6 de enero de 2013

Carta a los Reyes Magos de una furgoneta

Queridos Reyes Magos:





Este año, como todos, me he portado bastante bien. He hecho todo aquello que me han pedido mis papás y como ellos también se han portado muy bien conmigo todo lo que os pido es en realidad para ellos.


En primer lugar me gustaría que las cosas no se les pongan tan feas como para que tengan que deshacerse de mí... Este último año las cosas han estado un poco pachuchas y no hemos podido viajar tanto como nos hubiera gustado.

Además, ellos no lo saben pero un día les escuché hablar y decían que si las cosas se torcían más no les quedaría otra opción que mandarme con otra familia!! Yo me puse muy triste... Afortunadamente no han vuelto a hablar del tema, ¡espero que no sigan pensándolo! aunque me quedé preocupada...


Tampoco este año han podido ponerme el calentador de agua como tenían pensado, pero vamos que esto último no es imprescindible.


Para mis amigas las otras furgonetas, mis primas las autocaravanas y resto de familia también quería pedirte más zonas para nosotras, para que los furgoneteros dejen de sentirse delincuentes algunas veces y se sientan queridos y aceptados, y no turistas de 3ª o de 4ª categoría.


Para mi, despertar cada mañana en un sitio diferente. Saludar al mundo levantando el techo y bajarlo cada día para seguir rodando por carreteras infinitas, hasta playas desiertas, bosques, montañas... allí donde el corazón nos lleve.


Y una última cosa pero esta es secreta, ¿eh? A ver si se deciden a darme un hermanit@ y se hacen furgopapis, qué ya tengo yo ganas de que me metan una cuna dentro!!

Como se que dentro de vosotros tres hay un corazoncito furgonetero estoy segura de que me haréis caso.


Fdo: "La furgo"


P.D: os dejo la puerta abierta y unos polvorones y una botella de champán en el frigo.