lunes, 19 de noviembre de 2012

Bretaña, paraíso de las camper II

Continuamos en ruta hacía Bretaña.

En la entrada anterior (Bretaña, paraíso de las camper I) nos habíamos quedado en la Duna de Pilat. 
Subo aquí una foto de la duna, que la puse en la entrada anterior era una vista aérea que saqué de Internet.



Después del intento de siesta, recogimos y nos pusimos rápidamente en marcha porque todavía teníamos por delante otros 250 km hasta el lugar donde teníamos planeado dormir. Hay que decir que en este viaje Juan llevaba bastante estudiado y planeado los trayectos y sobre todo los lugares donde pernoctar porque no queríamos llevarnos sorpresas cómo nos ha pasado otras veces, de llegar a un sitio pensando que no va a haber problema para dormir y pegarnos horas y horas hasta encontrar algo medio legal y medio decente. En este caso no hubiera hecho tanta falta porque había muchos sitios acondicionados para las camper, y de hecho, un francés fue el que nos dijo que para los franceses "Bretagna est le paradis du camping car", de ahí el título de estas entradas. 

El destino para esa noche era Aytre, una población cerquita a La Rochelle. Os pongo aquí el enlace del sitio furgoperfecto donde pasamos la noche donde además viene información y un poco de historia interesante sobre la zona. Noche tranquilita sin ninguna cosa que reseñar; cuando llegamos había gente que se retiraba ya de hacer surf y un poco más avanzada la noche estuvimos prácticamente solos.

Al día siguiente amaneció el día como un presagio de lo que iba a ser el resto de las vacaciones en cuanto a meteorología se trataba: ahora chispea, ahora no, ahora una nube, ahora sol, ahora chispea... Aún así nos dio tregua el día para antes de salir dar un paseíto por la playa, otro chapuzón de Laia, y recogida de algunas conchas de ostras para la colección. 

Continuamos ruta!!

Este viaje, con idea de ahorrar un poquito prescindimos bastante de las autopistas, salvo a la vuelta que íbamos un poquito más pillados de tiempo. Eso supuso que buena parte de las vacaciones fuéramos conduciendo pero también de esta forma disfrutamos mucho del paisaje, eso sí, hártate de rotondas!! Lo de las rotondas en Francia merece un post aparte...

Siguiente destino: Étel. Uno de los lugares más bonitos de este viaje. Como quiero prepararme bien la próxima entrada, os dejo aquí, con la miel en los labios. 

Hasta mañana, furgoviajeros!








No hay comentarios:

Publicar un comentario